Descubre los insecticidas más usados.

cuidados del jardin

Tipos de insecticidas orgánicos y químicos

Los insecticidas o plaguicidas son aquellos compuestos químicos que se utilizan con la finalidad de repeler, prevenir, atraer, combatir y hasta destruir cualquier tipo de elemento o especie indeseable en las plantas o animales. Pero existen tantos en el mercado entre químicos y naturales, que se nos hace difícil escoger uno.

¿Cuáles son los tipos de insecticidas que hay?

Hoy día, con el fin de combatir los malos mencionados, existen muchos tipos o diversos insecticidas, en donde cada uno destaca en una zona específica. En base a ello, estos se pueden clasificar de la siguiente manera.

  • Alguicidas: Se encargan de retrasar o impedir el crecimiento de algas.
  • Antimicrobianos: Estos por su parte eliminan a los gérmenes y cualquier microbio vegetal, con especificación en los virus y las bacterias.
  • Desecantes: Trabaja el área de la pérdida de agua en los tejidos vegetales, por lo que así secan las plagas de origen vegetal.
  • Defoliantes: Le quitan a ciertas especies vegetales la capacidad de la fotosíntesis, mediante la pérdida de hojas.
  • Bombas contra insectos: Eliminan los insectos. En inglés se les conoce más como foggers, y se utilizan con el uso de un dron o aviones para generar una especie de neblina en los cultivos.
  • Herbicidas: Matan las especies vegetales y las hierbas que están proliferando en un área de cultivo y que son indeseadas, que están compitiendo con las especies agrícolas.
  • Molusquicidas: Se centran en la eliminación de moluscos y babosas.
  • Reguladores del crecimiento de insectos: Trabajan por inhibir la función reproductiva de ciertos insectos.
  • Raticidas: Se encargan de matar las ratas, ratones y otros roedores parecidos.
  • Antimicóticos o fungicidas: Eliminan y previenen la creación de hongos en las plantas y frutas.
  • Repelentes: Recubren las especies de plantas que se quieren proteger, mientras que lanza un olor desagradable que aleja las pestes recurrentes.
  • Pesticidas sinérgicos: Maximizan y potencian los efectos de otros plaguicidas.

¿Cuáles son los tipos de insecticidas naturales?

Los insecticidas naturales, conocidos como bioinsecticidas, son aquellos que tienen un origen natural o por medio de organismos vivos que sirven como un controlador de insectos en los cultivos. Los mismos se diferencian de los insecticidas mencionados por ser menos agresivos con el ambiente, además de no ser tan tóxicos contra plantas u organismos superiores.

Como mencionamos, los mismos nacen de diferentes medios naturales, pero si se clasifican, se pueden dividir de la siguiente manera:

  • Insecticidas de origen animal: Estos son aquellos insecticidas que parten de algún organismo vivo. Suelen ser muy efectivos contra las especies enemigas de los cultivos, pero generalmente necesitan una alta especificidad, por lo que se debe identificar la plaga en concreto y su patógeno para ser efectivo.
  • Insecticidas de origen ambiental: Son aquellos insecticidas que nacen de otras plantas o sus frutos. Estos generalmente son realmente menos tóxicos que otros medios químicos, pero cuentan con la misma desventaja que el insecticida antes mencionado, que debe contar con una alta especificidad para poder atacar el problema en concreto.

¿Cuáles son los insecticidas más usados?

Teniendo en cuenta lo ya comentado, los insecticidas que más se usan varían dependiendo del campo en el que se desarrollan, pero teniendo en cuenta el campo laboral del momento y las ventas, esta división quedaría enlistada de la siguiente forma:

  • Insecticidas: Organoclorados, nicotina, organofosforados, rotenona, carbamatos, sintéticos, anticolinesterásicos y piretrinas.
  • Herbicidas: Glifosato, Tricloro, carbamatos, derivados de la urea, triazinas.
  • Fungicidas: Carbamatos, sulfuro elemental, organofosforados, iprodione, captano, pentaclorofenol y captafol.
  • Rodenticidas: Cumarinicos, fluoroacetato sódico, anticoagulantes, estricina, fósforo y cianuro.
  • Nematicidas: Fosfina, bromuro y cloruro de metilo.

¿Cuáles son los 3 tipos de veneno que contienen los insecticidas?

Los insecticidas o plaguicidas tienen diferentes tipos de usos dependiendo de en qué área se desarrollen, pero cuando se habla de los 3 venenos más frecuentes en los mismos, estos se pueden dividir en tres fases diferentes:

  • Insecticidas: Estos son venenos concentrados en la eliminación de plagas, o como lo indica su nombre, en insectos.
  • Herbicidas: Este contiene un veneno que se encarga de la eliminación de hierbas letales para los cultivos, sin afectar la siembra.
  • Fungicidas: Los fungicidas por su parte contienen un veneno que elimina los hongos malignos, además de prever la creación de estos con el paso del tiempo.
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
X